Siete buenos motivos para reciclar.

¿Alguna vez te has preguntado por qué deberías reciclar? Y no hablemos sólo del calentamiento global ¿realmente hacerlo trae beneficios?

Bueno, si no te hayas convencido, a continuación te daremos siete buenos motivos para reciclar que hará que veas lo que consideras “basura” de otra manera.

¡Toma nota!

Siete buenos motivos para reciclar.

1# Los recursos se aprovechan mejor.

Al reciclar no sólo estamos aprovechando mejor los recursos que usamos, sino que consumimos menos y al hacer esto tenemos menos materiales y más agua, ya que la gran mayoría de los productos necesitan en su elaboración agua y energía.

2# Aumenta la tasa de empleo.

Resulta que, aunque el reciclaje parezca un mercado de pérdidas, es todo lo contrario: aquellas empresas, fundaciones u organizaciones que se especializan en la recogida y reciclaje de los residuos activan la economía.

Primero: se necesita muchísima mano de obra, lo que crea nuevos puestos de trabajo, y segundo: es muy económico, por lo que las ganancias son cuantiosas. Si quieres saber más puedes ingresar a Ecoembes.

3# Se protege la flora y la fauna del planeta.

Para poder fabricar una tonelada de papel de buena calidad, ese que nos encanta tener en nuestras oficinas, se necesita sacrificar por lo mínimo cinco árboles, ya que se emplean hasta 3 toneladas de madera.

Así que si reciclamos una tonelada de papel, salvaremos a cinco árboles de un peso total de 3 toneladas.

4# Reduciremos la basura que no se puede reciclar.

Hay basura que realmente no se puede reciclar, pero si nos enfocamos en la que sí se puede la presión en los vertederos y en el procesamiento de los desechos se puede reducir hasta en un 70% por lo mínimo.

5# Se aumenta la vida de nuestro planeta.

Nos guste o no, nuestro planeta no es infinito y cada vez que producimos basura y agotamos sus recursos restamos su vida. Pues cortar un árbol de quince metros puede llevar media hora, pero que sembrar uno que alcance ese tamaño 20 años.

6# La vida útil de los materiales.

Al reciclar el vidrio, se prologa la vida útil del mismo, lo que reduce su producción, se ahorra mucho dinero, tiempo y recursos y se obtiene el mismo producto de calidad.

7# Ayudar a otros.

Para finalizar, son muchas las fundaciones o empresas que lanzan campañas de reciclaje donde cierto porcentaje de sus ganancias las donan para algún beneficio social, sea investigaciones médicas, ayudar a países necesitados o a niños en situación de calle.

Así que reciclar no siempre es salvar al planeta ¡también es salvarnos a nosotros!